5 claves para comprar el juguete perfecto.

Escogerle el juguete perfecto a un niño no es sencillo. Cuando le entregas un regalo a una persona tan pequeña generas un montón de emociones y experiencias. Para no fallar te damos las 5 claves para comprar el juguete perfecto.

1. Juguética: los juguetes deben ser jugables.

Uno los principales puntos que debemos revisar es que los juguetes han de ser jugables. Deben ser entretenidos, interactivos y dar la posibilidad de dar rienda suelta a la imaginación.

¡Pero tampoco deben ser abrumadores! Muchos ofrecen tantas luces y colores que acaban abrumando. Han de presentar un punto medio y ofrecer al niño horas de juego, donde pueda crear el mismo historias y situaciones.

En este sentido un buen ejemplo son las figuras de acción o los coches, que presentan a los niños la posibilidad de crear historias e interactuar con su entorno.

2. Los juguetes deben ser atractivos.

Muchas veces los adultos se olvidan de que son adultos. Es importante ponerse en lugar del niño o niña que va a recibir el juguete. Por eso es vital que nos fijemos en que el juguete en cuestión este basado en los gustos del que lo recibe y no del que lo compra.

Para poder hacer esto con precisión es importante hablar con el niño y saber que le gusta, basarse en los productos que ya consume (series de televisión, películas) y las tendencias del momento.

En cuanto a tendencias recomendamos apoyarse en ellas ya que ayudaran al niño a integrarse en un entorno infantil. Pero esto siempre ha de hacerse con responsabilidad para que las tendencias no se conviertan en obsesiones insanas por parte del niño.



3. Los juguetes transmiten valores

Hay que tener en cuenta que los conocimientos que una persona recibe en sus primeros 12 años de vida, lo moldea para el resto de su existencia. Es importante que los valores y enseñanzas que reciba en esa etapa temprana de la vida sean los correctos.

En sus horas de juego el niño recrea situaciones y momentos basados en su día a día. A su vez también introduce elementos basados en la cultura que consume. Por eso es necesario prestar atención a todos estos elementos y escoger los juguetes en consecuencia.

Las horas que pasa con sus juguetes estará reafirmando los valores que le trasmite su entorno y su consumo cultural. Si sus juguetes no aportan en este sentido, el niño puede crecer con ideas confusas o equivocas.

4. Comprar juguetes seguros.

Para no pagar caro lo barato es importante que se compre con responsabilidad. Es necesario que pese mas la calidad que el precio a la hora de comprar juguetes. Muchas webs y comercios ofrecen productos que parecen tentadores por el precio, pero que no ofrecen todas las medidas de seguridad que un juguete necesita.

Cuando vean ofertas de productos muy llamativas hay que plantearse por que los productos son tan baratos. Se han de buscar reviews y revisar todos los detalles posibles antes de comprar. Muchas veces los juguetes son baratos en internet por que no respetan ciertas normativas, se saltan controles de calidad o no pagan licencias.

5. Juguetes que no generen necesidades.

Una de las principales ganancias del mundo del juguete viene de los vehículos y playsets. Estos productos son grandes, están huecos y son muy llamativos (se venden fácil, son caros y se producen con un coste bajo). Pero por contra para el niño genera muchas necesidades.

Para poder usarlos correctamente necesitas figuras de acción que complementen la experiencia. ¡Y estos juguetes son solo un ejemplo! Desde los coleccionables hasta las pistas de Hot Wheels, todos generan necesidades. Lo malo de estas necesidades es que generan un consumismo en el niño completamente innecesario.

Es bueno que nos fijemos si cada juguete se puede disfrutar por si solo o si necesita complementos o productos extra para funcionar.  Si compramos el juguete correcto nos ahorraremos crearle necesidades al niño que el mismo no podrá cubrir. 



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *