¿Qué es un BOOTLEG?

Los bootleg son piezas que muchos coleccionistas persiguen y otros evitan e incluso temen. ¿Pero qué son los bootleg y por que tienen tanta atención?

Los bootleg: Juguetes mal.

Los bootleg son falsificaciones, pero no son cualquier tipo de falsificación. Son productos hechos sin licencia y en masa. Su producción es extensa. Los bootleg son esos juguetes que encontramos en los bazares a muy bajo coste y que imitan a grandes marcas.

En la comunidad de Toy Hunter: Colección los llamamos comúnmente JUGUETES MAL ya que su acabado suele ser francamente terrible. Son muchas veces temido por los coleccionistas, ya que muchos de estos gozan con un gran acabado y con una funcionalidad estupenda.




Los bootleg están extendido a todos los sectores.

Estas falsificaciones no son nada nuevo. Está extendido a todas las industrias y mercados posibles. Pero en el mundo del juguete, el anime y los videojuegos juega un papel especial. En estos sectores su producción se realiza predominantemente en Singapur, Hong Kong y Taiwán. Prueba de ello es que en webs como Aliexpress nos es mas fácil encontrar productos bootleg que con licencia oficial.

La botellita en la bota.

El termino Bootleg hace referencia a las épocas de ley seca y contrabandos de alcohol. La traducción de la palabra significa literalmente la pernera de la bota, que se refiere a la tradición de esconder el botellín de licor ilegal en la bota.

¿Por qué muchas personas solo buscan Bootleg?

Hay 3 factores por los cuales muchos compradores prefieren el juguete MAL a uno oficial y con licencia: tradición, ahorro y coleccionismo. Hay que recordar que el bootleg tiene toda una industria a sus espaldas. No estamos hablando de alguien copiando CDs en su casa. El bootleg tiene un amplio mercado con cientos de fabricas trabajando día y noche. Esto genera diversos tipos de productos e historias que mueven una enorme masa de gente y un gran sector dentro del coleccionismo.




Los 3 factores por los que se compra bootleg:

  • Tradición: En países como México o Argentina existe una larga tradición de bootleg, que muchas veces no fueron creados con la intención de hacer una falsificación. Detrás de este mercado muchas veces se esconden familias que creaban muñecos de personajes que llamaban la atención de la gente. Estas figuras eran las únicas que existían muchas veces ya que no existían juguetes oficiales. Un claro ejemplo de esto son las figuras del luchador Mexicano El Santo. Los primeros muñecos de este luchador no nacieron por parte de grandes empresas, si no que eran creados jugueteros con pequeños negocios.
  • Coleccionismo: Muchos bootleg se compran por colección. Ya sea por la carga histórica y tradicional que pueden cargar, como por la gracia que estos puedan generar. Hay que tener en cuenta que sus acabados pobres y sus extrañas maneras de evitar demandas por copyright, llevan a los creadores de Bootleg a realizar verdaderas obras de escándalo. Así es como se pueden encontrar juguetes de Toy Story hipermusculados o juguetes de Los Vengadores con Batman como líder. En el mundo del Bootleg todo es posible.
  • Ahorro: Los bootleg son baratos. Al ahorrarse licencias y realizarse todo con material de bajo coste, tiende a ser un producto muy barato. Es verdad que algunos son muy caros, por que consiguen ser falsificaciones casi idénticas, pero la mayoría es barato. No es lo mismo que un padre le compre a su hijo una mini figura de Lego a 4€ o 5€ en un comercio que a 0.80€ en Aliexpress.

Conclusión: los bootleg son juguetes MAL a respetar.

A pesar de que la gran mayoría de bootleg son falsificaciones con una forma de producir moralmente discutible, existen muchos que son mas que respetables. Mucho juguete mexicano, argentino y español era bootleg, y marcaron a generaciones de niños. Esos juguetes merecen un respeto por que son parte de la historia. Otros, son tan ridículos que sirven como objetos anecdotico (son de esas cosas que son tan malas que acaban siendo buenas).

Pero cuando buscamos piezas para una colección o un juguete para nuestros hijos o hijas, se ha de tener cuidado. Las falsificaciones se pueden colar con facilidad y con precios muy competitivos. Hay que estar atentos para que no nos vendan juguetes pocos seguros o piezas falsas para nuestras colecciones.




Colección

Deja una respuesta